El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

miércoles, 4 de abril de 2012

Redímeme (Shemot/Éxodo 12; Sh'mu'el Alef/1 Samuel 15; Tehillim/Salmos 51 y Yojanán/Juan 17)

.





HOY.

“Yahshua Ha Mashíaj es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Hebreos 13:8)
Si entonces lo clavaron en la estaca de ejecución como a un criminal, ¿qué no harían hoy?... Porque nosotros “los de hoy” venimos de nuestros antepasados como Yahshua les dijo a ellos:
“¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim (Fariseos), hipócritas! Ustedes pagan los diezmos de la menta, del eneldo y del comino; pero tienen total negligencia de los asuntos más importantes de la Toráh: justicia, misericordia y confianza. ¡Estas son cosas que debieron de haber atendido; sin tener negligencia de las otras! ¡Guías ciegos! ¡Cuelan el mosquito, mientras se tragan el camello! ¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes limpian lo de afuera de la taza y del plato, pero por dentro están llenos de robo y sibaritismo. ¡Perushim ciegos! Primero limpien lo de adentro de la taza para que lo de fuera esté limpio también. ¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes son como sepulcros blanqueados, que lucen bien por fuera, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y toda clase de podredumbre. Igualmente por fuera tienen apariencia para la gente de buenos y honrados, pero interiormente están llenos de hipocresía y muy lejos de la Toráh. ¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes construyen tumbas para los profetas y decoran los sepulcros de los tzaddikim (justos), y después dicen: Si hubiéramos vivido en los tiempos de nuestros padres, no habríamos tomado parte en los asesinatos de los profetas. En esto ustedes testifican en contra de ustedes mismos, que son descendientes dignos de aquellos que asesinaron a los profetas. ¡Adelante, terminen lo que sus padres comenzaron! ¡Ustedes son serpientes! ¡Hijos de serpientes! ¿Cómo pueden escapar de ser condenados al Guei-Hinnom (Gehena, Infierno)? Por lo tanto, les estoy mandando profetas, sabios y maestros de la Toráh; a algunos los mataran, seguramente los ejecutarán en la estaca como a criminales; a algunos los azotarán en sus sinagogas y perseguirán de pueblo en pueblo. Así que sobre ustedes caerá toda la culpa por toda la sangre inocente que jamás haya sido derramada en la tierra, desde la sangre inocente de Jevel (Abel) hasta la sangre de Zejaryah (Zacarías), a quien ustedes asesinaron entre el Templo y el altar. ¡Si, en verdad les digo, que todo esto caerá sobre esta generación!”. (Mattityah/Mateo 23:23-36)
Porque Él sabe que la única sabia que nos nutre y nos hace continuar del mismo tronco nos viene, prolongando nuestro final y aunque se poden las ramas de abajo, las de arriba con más ímpetu arremeten luchando por ascender para alcanzar mayor luminosidad, para tener más “brillo” y lujuriosidad.
No existe el hoy. Somos continuidad: “Lo que ha sido es lo que será, lo que ha sido hecho es lo que será hecho, y no hay nada nuevo debajo del sol.” (Kohelet/Eclesiastés 1:9); “¡Vanidad! ¡Vanidad! – dice Kohelet – ¡Totalmente sin sentido! ¡Nada importa!” (Kohelet/Eclesiastés 1:2).
Nos lavamos las manos como Pilato dejando al inocente en las manos del rival, ¿qué mancha pudo eliminarse?, ¿qué jabón y qué agua le pudo limpiar de tal homicidio mundial? ¿¿Acaso no le dijo Yahshua: “Mi reinado no deriva su autoridad del orden de las cosas de este mundo. Si fuera así, mis hombres hubieran peleado para que no fuera arrestado por los Yahudim (Judíos). Pero mi reinado no viene de aquí.” (Yojanán/Juan 18:36)??
Hasta Pilato se maravillaba de Él cuando le interrogaba: “Mientras tanto, Yahshua fue llevado ante el gobernador, y éste le hizo esta pregunta: ¿Eres tú el Rey de los Judíos? Yahshua respondió: Las palabras son tuyas. Pero cuando fue acusado por los principales kohanim (sacerdotes) y los ancianos, no les dio respuesta. Entonces Pilato dijo: ¿No escuchas todas estas acusaciones que ellos hacen contra ti? Para la gran sorpresa del gobernador, El no dijo ni una sola palabra como respuesta a las acusaciones.” (Mattityah/Mateo 27:11-14)
Por lo tanto, sabía quién era. Por lo tanto, sabía que a un inocente entregaba a la plebe, que toda a una se amontonó y agolpó, y así y todo, Pilato ¡interrogó! a toda una masa putrefacta, agrupada con sed de venganza, diciéndoles:
“Era la costumbre del gobernador, durante una festividad, dejar en libertad a un prisionero, cualquiera que la gente pidiera. En aquella época había un notorio prisionero llamado Yeshúa Bar-Abba (Barrabás). Así que cuando la gente se había reunido, Pilato les dijo: ¿A quién quieren que ponga en libertad? ¿Bar-Abba o Yahshua, llamado el Mashíaj (Mesías)? Porque él entendía que por celos le habían entregado. Mientras estaba sentado en el tribunal su mujer le mandó un mensaje: Deja a ese hombre inocente tranquilo, hoy en un sueño yo sufrí terriblemente por causa de El. Pero los principales kohanim (sacerdotes) persuadieron a la gente que pidieran la libertad de Bar-Abba y que ejecutaran a Yahshua en la estaca. ¿Cuál de los dos ustedes quieren que deje en libertad? Preguntó el gobernador. ¡Bar-Abba! Ellos respondieron. Pilato les dijo: ¿Entonces que debo hacer con Yahshua, llamado el Mashíaj? Todos ellos dijeron: ¡Que muera en la estaca! ¡Que muera en la estaca! Cuando preguntó: ¿Por qué? ¿Qué crimen ha cometido? Ellos gritaron aún más alto: ¡Que muera en la estaca! Cuando Pilato vio que no estaba logrando nada, pero en cambio se estaba empezando un motín, tomó agua y se lavó sus manos delante de la gente, y dijo: Mis manos están limpias de la sangre de este hombre; es la responsabilidad de ustedes. Toda la gente respondió: ¡Su sangre será sobre nosotros, y sobre nuestros hijos! Entonces les liberó a Bar-Abba; pero a Yahshua, después de haberlo azotado, lo entregó para ser ejecutado en la estaca.” (Mattityah/Mateo 27:15-26)
Se cumplió lo que ya estaba escrito porque Yahweh conoce al hombre desde el principio, ¿acaso no es Él el Único Creador de todas las cosas?, ¿de las que se ven y de las que no se ven?, ¿de todo el universo?, al que va inspeccionando el hombre a su paso y a su tiempo con afán de anular hasta Su mínima expresión, hecha realidad tan sólo con pronunciar Su Palabra: “así es como fue” (Génesis 1:7,11,15,24)
¿No hizo Yahweh todo lo que pisa el hombre, ve, y oye, siente y vive? Y puso al hombre como testigo de la Creación Divina para que vea hasta dónde llegó Su amor y Su paciencia; para que reconozca que sólo hay un solo Elohim, un solo Creador, un solo Dador y el que da la vida y que todo en Él está. Pero el hombre llegó hasta el punto de hoy: “que es Yahweh quien tiene que reconocer al hombre y servirle y honrarlo”. ¡Hasta Su Ley fue, y es hoy, violada y la creación toda a una gime, brama y se deforma! Pero grande es Su misericordia y Su paciencia porque no quiere que el hombre se pierda:
“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16); “Porque el Ben Ha Adam (el Hijo de Adam) vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.” (Lucas 19:10); y Él vino a esta tierra a nuestra imagen y semejanza: “La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah (Presencia Divina, la manifestada Gloria de YAHWEH presente con los humanos), La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14); “Aún cuando El era en forma de YAHWEH, no consideró ser igual a YAHWEH algo por lo cual aferrarse. Por el contrario, se despojó a sí mismo, en el hecho que tomó forma de esclavo, haciéndose como un ser humano, se humilló a sí mismo todavía más, haciéndose obediente hasta la muerte; ¡y muerte en la estaca como un criminal! Por lo cual YAHWEH lo elevó al lugar altísimo y le otorgó El Nombre que es sobre todo nombre; para que en honor al Nombre dado, Yahshua, toda rodilla se doble, en el cielo, en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Yahshua Ha Mashíaj es YAHWEH, para gloria del Padre.” (Filipenses 2:6-11); enseñándonos, ejerciéndonos y sirviéndonos: “Pues el Ben Ha Adam no vino a ser servido, sino a servir; y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mattityah/Mateo 20:28)
Nos sirve, desde el principio, enseñándonos La Toráh eterna de Yahweh, Sus Instrucciones, y en Él su total ejercimiento hasta su final por Amor a Yahweh: “Porque lo que uno gana del pecado es muerte; mas recibe vida eterna como don gratuito de YAHWEH en unión con el Mashíaj Yahshua nuestro Adón.” (Romanos 6:23); porque el alma no es temporal, no tiene terminal ... continúa y no se mantiene con los rezos de los demás; dura su estado final hasta el último suspiro del cuerpo que la mantiene encarcelada o libre, dentro está, y cuando el cuerpo fenece ella permanece hasta su cita real con el Rey de reyes, como está establecido en la hora, día y año que Él determine, ¡y eso!, el mundo no lo sabe, ni lo sabrá, sólo Él: “Pero cuando vendrá ese día y hora, nadie sabe, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sólo el Padre.” (Mattityah/Mateo 24:36)
Por eso Yahshua nos enseña cuando Él nos dice: “¿De qué le servirá a alguien, ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿O qué puede dar alguien, a cambio de su vida?” (Mattityah/Mateo 16:26); “El Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mattityah/Mateo 24:35)
Y no olvides que cuando Yahshua le dijo: <<< escrito está >>> al mismísimo satanás, éste huyó. ¡Mira si es poderosa Su Palabra!, y la misma hoy sólo tiene poder en todo aquel ser que de corazón honra a Yahweh y lo sirve en espíritu y en verdad, y no de labios para afuera como dice La Escritura (La Biblia): “Entonces YAHWEH dijo: Porque este pueblo se acerca a mí con palabras huecas y el honor que me rinden es un mero jarabe de pico; mientras de hecho han distanciado sus corazones de mí, y su temor a mí es sólo un mitzvah (mandamiento) de origen humano; por lo tanto, tendré que continuar escandalizando a este pueblo con cosas asombrosas y pasmosas, hasta que la sabiduría de sus sabios desaparezca, y el discernimiento de los que disciernen esté oculto.” (Yeshayah/Isaías 29:13,14)
¡Yahweh no puede ser burlado!, ni ayer, ni hoy. Mañana no existe, no lo olvides. Existe siempre el reloj del segundo que tu corazón soporta hasta que dice: ¡Basta!, ¡hasta aquí llegó tu hora!
¡Cuidado!, el cuerpo también se cansa de tanta aflicción, de tanta tiranía, de tanta frustración, de tanto golpe y traición, porque no debes poner tu confianza en el hombre sino sólo en Yahweh.
No buscáis, no leéis, no tenéis tiempo hoy para Yahweh; ni os molestáis en deciros a vosotros mismos: ¿para qué sirvo yo hoy? ... piensa que otros padecieron muchos dolores e insomnios y no lo disfrutaron y ahí quedaron para “saciar a otros”sus resultados. No almacenes, sosiégate, basta cada día con su propia labor; hay tiempo para todo; busca a Yahweh y Su justicia: “En otras palabras, no se esfuercen por lo que van a comer, o lo que van a beber, no se pongan ansiosos. Porque todas las naciones paganas en el mundo ponen su corazón en estas cosas, y el Padre de ustedes sabe que también las necesitan. Más bien, busquen Su Reino; y estas cosas también se les darán. ¡No tengan temor, pequeño rebaño, puesto que su Padre ha resuelto darles el Reino! Vendan lo que poseen, y hagan tzedakah (rectitud, virtud, caridad); háganse bolsas que no se deterioren, riquezas en el cielo, donde ningún ladrón se acerca, ni la polilla destruye. Porque donde está su riqueza, allí también estará su corazón. Estén vestidos para la acción, sus lámparas encendidas; como la gente que espera el regreso de su amo después de una fiesta de bodas, para que cuando venga y llame, le abran la puerta sin demora. ¡Feliz el esclavo el cual su amo, cuando venga, le encuentre alerta! ¡Sí! ¡Les digo que se pondrá las ropas de trabajo, los sentará a la mesa, y vendrá a servirles él mismo! Y aunque venga tarde en la noche, o temprano en la mañana, si así los encuentra, esos esclavos serán felices. Pero sepan esto: Ningún dueño de casa permitirá que el ladrón irrumpa en su casa, si supiera a la hora que iba a venir. ¡Ustedes también estén listos! Porque el Ben Ha Adam vendrá cuando no le estén esperando.” (Lucas 12:29-40)
¡Vivifícate hoy!: “Pues El dice: En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé.” (2ª Corintios 6:2)
“El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6)
“Yahshua dijo: YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí.” (Yojanán/Juan 14:6)
“¡No hay salvación en ningún otro! Porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a la humanidad, por medio del cual podamos ser salvos.” (MaAseh Shlechim/Hechos 4:12)
Él, el que fue dado y entregado por nosotros; no lo olvides, herencia somos, porque no hubo desde entonces corte de transición, Yahweh no hace acepción de personas; ya lo dijo en esta tierra cuando Yahshua vino en carne: “¡pero ustedes no quieren venir a mí para que obtengan vida!” (Yojanán/Juan 5:40), porque Él sabe lo que quiere dar al hombre: ¡la vida eterna! Y esta empieza hoy, ahora que estás a tiempo; reconócete ante Él (Yahweh), ante el mediador único y universal: Yahshua; reconoce que le has ofendido, que has quebrantado Su Ley, que has pecado contra Él y no olvides que tú eres relativo pero no Él: ¡Él es Eterno!, y tan sólo en tu único reconocimiento (ante Él) te librarás de tu pesada carga: “Vengan a mí todos los que están agobiados y cargados, y Yo les daré descanso.” (Mattityah/Mateo 11:28)
Pídele que te perdone porque Él “oye” al corazón abierto y sincero ante Él; Él es Espíritu y Verdad y está Vivo y no necesita intérpretes, ni mediadores terrestres; ya envió a su Hijo unigénito para que todo aquel, o tú o yo, que en Él cree, tenga la vida eterna en Él.
Dile así ahora, ahí donde estás en este momento:
“MI AMADO YAHSHUA, RECONOZCO QUE NO TE CONOCÍA Y QUE TODA MI VIDA, DESDE QUE NACÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA HOY, HE PECADO CONTRA TI POR MI IGNORANCIA. PERDÓNAME DE TODOS MIS PECADOS DE PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA. ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, DE MI VIDA Y DE TODO MI SER. CÚBREME CON TU SANGRE DERRAMADA, LA QUE LIMPIA DE TODO PECADO: “la sangre de su Hijo
Yahshua nos purifica de todo pecado.” (1ª Yojanán/Juan 1:7). SÁLVAME, LÍBRAME DE MÍ; APODÉRATE DE MÍ CON TU ESPÍRITU VIVIENTE Y REGENERADOR, MI ADÓN Y MI ELOHIM EN YAHSHUA. Y QUE SEA PARA MÍ MI ANDAR EN TI COMO DICE TU PALABRA: “Lámpara a mis pies es tu palabra y luz en mi senda.” (Tehillim/Salmos 119:105). PENETRA TU PALABRA DENTRO DE MÍ PARA NO PECAR CONTRA TI. PERDÓNAME, LLÉNAME, ÁMAME Y CONDÚCEME: “Así como el ciervo añora las corrientes de agua, YAHWEH, así te anhelo a ti.” (Tehillim/Salmos 42:1). GRACIAS PADRE CELESTIAL POR TU PACIENCIA PARA CONMIGO, POR TU GRAN MISERICORDIA AL ENVIAR A TU HIJO A PAGAR LA PENA QUE YO TE DEBÍA POR MIS PECADOS. GRACIAS POR HABERME PERDONADO, POR HABERME ESCUCHADO. A TI SEA TODA LA GLORIA Y EL HONOR EN EL NOMBRE DE TU AMADO HIJO YAHSHUA, MI SALVADOR”.

D.L. Z-565-08









.