El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

domingo, 25 de marzo de 2012

El Abogado (Mattityah/Mateo 10, 12:48-50 y 22:14)

.




EL ABOGADO.

Yo tengo un Abogado que a ti te interesa, ¡yo lo sé!, y siento la necesidad de hablarte de Él. Todo el mundo lo conoce, todo el mundo ha oído de Él y es precisamente de Él del que más se habla: ¡“unos” bien y “otros” mal!
Él tiene muchos enemigos porque no les gusta practicar Las Palabras que salen de Su Boca. ¡Saben que es Verdad lo que Él dice!, pero no están dispuestos a llevar a cabo Su Ley. Todo empieza como una semilla interna que no se ve, pero cuando se arraiga en el corazón lleva mucho fruto para justicia, amor y misericordia. Él tiene Su Santuario abierto a toda garganta que clama a Él y siempre escucha e intercede al Juez por la causa de ese ser; porque Él lo conoce bien: ¡sabe de Su Misericordia, sabe de Su Paciencia, sabe de Su Amor, sabe que Se compadece del corazón que llora tanta injusticia. Porque el Juez de jueces Es Perfecto, Es Justicia Pura; Es el Creador y Su Ojo es escrutador y nada está oculto delante de Él y tiene la facultad de aflorarlo para afuera por muy oculto que esté.
“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16)
Él, el Juez nos lo dio, para que diese en esta Tierra testimonio de Él, de Yahweh Elohim, del Creador, del Formador, ofreciéndonos Su Eterna Ley hecha viviente con Yahshua y llevada a cabo ¡hasta su fin!, aquí en esta Tierra, muriendo en la estaca de ejecución y al tercer día resucitó y está a la diestra del Padre: “Así que, después que les hubo hablado, el Adón Yahshua fue llevado a lo alto dentro del cielo y se sentó a la mano derecha de YAHWEH.” (Yojanán Mordejai/Marcos 16:19)
Su Ley, Sus Estatutos perpetuos y eternos que perdurarán; y ¡todos!, sin excepción pasarán por ese tribunal: los que partieron, los que parten y los que partirán; y del Juez nadie se librará y Su sentencia ¡todos! la tendrán y de Su veredicto ¡nadie! se escapará porque ¡todos! conciencia tendrán en su día. Conocimiento de ella tuvieron un día y decidieron lo qué practicar.
Desde el principio los hombres la extrajeron de su corazón y tan sólo los modales exteriores eran los que se empeñaban en practicar. Pero Yahweh Elohim que todo lo escudriña: “YAHWEH-Elohim Tzavaot, el juez justo, el que escudriña los motivos y los pensamientos,” (Yirmeyah/Jeremías 11:20), enviaba a Sus Mensajeros a exhortarles que de Él no se burla nadie: “No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7); mataron a Sus Mensajeros hasta que harto de la maldad del hombre envió a su Hijo Amado: Yahshua, a través de Miryam, para que todo ser de la Tierra no tenga excusa y lo mataron porque Sus Palabras y Sus Hechos los descubrían como hipócritas y mentirosos, engañadores y amadores de sí mismos; pero Sus Palabras quedaron grabadas a través de los testigos de Su Resurrección, demostrando que Él cumplió lo que estaba escrito.
“Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza. Este es el mayor y más importante mitzvah (mandamiento). Y un segundo similar a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Toráh y los profetas dependen de estos dos mitzvot (mandamientos).” (Mattityah/Mateo 22:37-40)
Porque Él vino a cumplirla, haciéndola realidad viviente: “Ustedes mismos son nuestra carta de recomendación, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos. Ustedes manifiestan claramente que son una carta del Mashíaj puestos a nuestro cuidado, escrita no con tinta, sino por el Ruaj HaKodesh (Espíritu Apartado; también traducido como el Espíritu de YAHWEH, Espíritu de Yahshua, el Espíritu del Especialmente Apartado); no en tablas de piedra, sino en corazones humanos. Tal es la confianza que tenemos por medio del Mashíaj para con YAHWEH. No es que somos competentes en nosotros mismos para decir algo como de nosotros; por el contrario nuestra competencia proviene de YAHWEH. Quien hasta nos ha hecho competentes para servir como obreros a un Nuevo Pacto, la esencia del cual no está escrita en un libro, sino en el Espíritu. Porque el texto escrito trae muerte, pero el Espíritu da vida.” (2ª Corintios 3:2-6)
“No por fuerza, y no por poder, sino por mi Espíritu, dice YAHWEH-Elohim Tzavaot.” (Zejaryah/Zacarías 4:6)
“Tenemos que obedecer a Elohim antes que a los hombres.” (MaAseh Shlechim/Hechos 5:29)
Pero el hombre se vio tan desnudo, tan descubierto, tan expuesto, que de nada le sirvieron sus modales, sus antifaces, sus maquinaciones, eliminándole como el peor postor: “El Mashíaj nos redimió de la maldición pronunciada en la Toráh, haciéndose maldito en lugar de nosotros; pues el Tanaj dice: "Todo el que es colgado en una estaca está bajo maldición. Yahshua Ha Mashíaj hizo esto para que los Gentiles en unión con El puedan recibir la bendición anunciada a Avraham, a fin de que por medio de confiar con llenura de fe pudiéramos recibir lo que fue prometido, a saber, el Espíritu.” (Gálatas 3:13,14), ¡hasta ahí llegaron para cubrir su maldad oculta que sólo Él pudo desnudar !, pero qué sorpresa se llevaron cuando ¡ resucitó !, porque escrito está que así Yahweh Elohim lo había establecido desde el principio, porque conocía al hombre que creó y la mutilación que alcanzó cambiando Sus Leyes Eternas a su capricho, encubierto temporal, sin importarle nada quién las estableció ... ¡hasta hoy!
Pero no sólo resucitó, sino que nos dio potestad para que todo ser que en Él cree, tenga vida eterna, desde hoy aquí en la Tierra, dándonos el maravilloso Don que a través de Él tenemos de ser hechos hijos de Yahweh: “Mas, a todos los que le recibieron, a aquellos que ponen su confianza en su persona y su poder, El les dio potestad de convertirse en hijos de YAHWEH; no por herencia sanguínea, ni por impulsos físicos, ni por intención humana, sino porque YAHWEH así lo dispuso.” (Yojanán/Juan 1:12,13)
“El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6)
¡Hasta dónde llegaría el dolor de Yahweh cuando vio lo que sus criaturas, que Él formó, hacían con Su Hijo Amado, que sólo en Él tiene complacencia!: “y una voz del cielo dijo: Este es mi Hijo, a quien amo; con El estoy muy complacido.” (Mattityah/Mateo 3:17), porque Su Obediencia llegó hasta el último suspiro: “Avanzando un poco más adelante, cayó de rodillas sobre su rostro, orando: Mi Padre, si es posible, ¡líbrame de esta copa, sin embargo - no lo que Yo quiera, sino lo que Tú quieras!”. (Mattityah/Mateo 26:39). “Yahshua dijo: Padre, perdónalos; porque no entienden lo que están haciendo.” (Lucas 23:34)
¡Cómo abogaba ya! ... el único Mediador que Yahweh Elohim ha puesto entre el Todopoderoso y los hombres, a través de Él.
¿Acaso no estaba en anuncio? ... ¿No estaba escrito ya de Él en Yeshayah/Isaías, el profeta, y en Su Propia Ley, lo que iba a acontecer?: “La gente lo despreció y lo rechazó, un hombre de dolores, con conocimiento de las enfermedades. Como alguno de quién la gente vuelve el rostro, fue despreciado, nosotros no lo estimamos. De hecho, El cargó con nuestras enfermedades, nuestros dolores, los cuales El sufrió. Sin embargo, lo tuvimos por castigado, golpeado y afligido por YAHWEH Elohim. Pero El fue herido por causa de nuestros crímenes, machacado por nuestros pecados; la disciplina que nos hace íntegros cayó sobre El y por sus llagas somos sanados. Todos nosotros, como ovejas, nos descarriamos; cada cual se volvió por su propio camino; sin embargo, YAHWEH cargó sobre El la culpa de todos nosotros. A pesar de ser maltratado, fue sumiso – El no abrió su boca. Como un cordero llevado al matadero, como oveja que ante sus trasquiladores está muda, El no abrió su boca.” (Yeshayah/Isaías 53:3-7)

Él, Yahshua, vino en carne y sabe lo que la carne es y padece; sabe el sufrir y el padecer de los demás. No sólo amó a Yahweh sobre todas las cosas, sino también a su prójimo hasta su mayor quebrantamiento de dolor y agonía. Porque sabía el Amor tan grande y Paciencia que tiene Yahweh por sus criaturas; y donando a lo que más quiere para que a través de Él, Yahshua, nuestro Abogado, tengamos entrada a la reconciliación con Yahweh. Él es la Puerta: Yahshua dijo: “Yo soy la puerta; si alguien entra por medio de mí, él estará a salvo e irá y encontrará pastos.” (Yojanán/Juan 10:9)
¡Llámale!, desde lo más íntimo de tu corazón; ¡brámale!, si es preciso; descansa tu peso y tu pena; ¡derrámate ante Él!, porque conoció el dolor por nosotros; y ¡ponte a cuentas con Él!
Es un Don que Yahweh nos otorgó a través de Él, ¡gratuito!, nada hay que pagar, ni poner instancia. Él nunca duerme y siempre escucha al hombre que lo necesita. Confía en Él y ábrele tu dolor y enséñale tu llaga, tu quebranto, tu pena; reconcíliate con Él que está ¡VIVO!
Ahí donde estás, ¡ahora!, dile:
“AMADO YAHSHUA, RECONOZCO QUE SOY UN PECADOR, TE PIDO QUE ME PERDONES POR TODOS MIS PECADOS, POR TODAS MIS REBELIONES, POR TODAS MIS FALTAS COMETIDAS CONTRA TI DESDE QUE NACÍ HASTA AHORA. TE RUEGO QUE ENTRES DENTRO DE MI CORAZÓN Y QUE ME LIMPIES CON TU PRECIOSA SANGRE QUE DERRAMASTE EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN POR MIS PECADOS. LÍMPIAME DE TODA MI MALDAD, RENCOR Y MUERTE QUE LA ENFERMEDAD Y EL DESCONOCIMIENTO ME HAN ENREDADO AHOGÁNDOME HASTA EL ÚLTIMO SUSPIRO DE ESPERANZA. LÍBRAME DE TODA ATADURA Y OPRESIÓN Y DE TODA MALDICIÓN EN MI VIDA. GRACIAS YAHSHUA POR TU MISERICORDIA PARA CONMIGO, POR TU PACIENCIA, POR TU PERDÓN. GRACIAS POR HABER GANADO PARA MÍ LA VIDA ETERNA Y LA TOTAL SANIDAD DE TODO MI SER (CUERPO, ALMA Y ESPÍRITU). GRACIAS PADRE CELESTIAL POR DAR A TU HIJO UNIGÉNITO PARA MI COMPLETA SALVACIÓN EN EL NOMBRE DE YAHSHUA EL MESÍAS. AMÉN.”
Él derramó Su Sangre por ti, la que te ha de limpiar todo tu corazón; ella es la que te cubrirá siempre que se lo pidas, reconociéndote en lo íntimo con Él, porque sólo Él tiene el único poder y potestad para pedir a Yahweh el Padre por ti y la bendición del Altísimo, Creador y único Elohim te bendecirá por Yahshua que es la única fuente de libertad, basada en Su Verdad única porque Él es el único renuevo, el que renueva, transforma y da la paz basada en Su Amor por ti y por mí. Descansa en Él y espera a que Él intervenga con Su Espíritu en ti para que te conduzca por la senda de Su Justicia.

D.L. Z-635-05







.